(18/01/2016).- Los grupos de izquierda de países como Argentina, Brasil, Bolivia, Paraguay, Venezuela y Uruguay, pertenecientes al Mercosur, se han manifestado rotundamente contra la detención de la diputada argentina, Milagros Sala, el pasado sábado en su residencia.

Según se informó, el juez Raúl Gutiérrez la acusa de “instigación a cometer delitos y tumultos en concurso real”. Hace varias semanas, Salas instaló un campamento frente a la gobernación de Jujuy para rechazar el reordenamiento de la distribución de subsidios a cooperativas impulsadas por el nuevo gobierno Gerardo Morales, aliado del presidente Mauricio Macri.
Diferentes voces a nivel internacional se han manifestado en contra de la detención y han pedido al Estado argentino informes sobre este hecho, así lo publicó el portal del Correo del Orinoco.

El ex canciller argentino, Jorge Taiana, y actual presidente del Parlasur, le solicitó a la actual ministra de Relaciones Exteriores de Argentina, Susana Malcorra, que “en forma urgente se le haga llegar información sobre la detención de la parlamentaria” para así cuidar “su integridad personal, su libertad, el debido ejercicio de sus garantías procesales y su derecho a manifestarse libremente”.

Malcorra, por su parte, respondió que su ministerio “no tiene injerencia en las cuestiones vinculadas a los delitos que se le imputen” a Sala. “Su situación procesal y eventual desarrollo es incumbencia exclusiva de la Justicia argentina”.

Por otro lado, la tensión sigue creciendo en Argentina debido a la detención de la diputada Salas.

Hoy Venezuela