(27/01/2017).- Bibliotecas Virtuales de Aragua.- Desde el  Cuartel de la Montaña, maestros venezolanos reciben la titularidad de sus cargos de la mano del Presidente Nicolás Maduro.

 El jefe de Estado, resaltó el trabajo del magisterio nacional, por la labor que desarrolla con el objetivo de impulsar una educación de calidad, y que hoy se ve reivindicada gracias a los logros alcanzados por al Comandante Chávez y que se continúan reforzando desde su mandato.

“La educación pública había sido mutilada, los maestros habían sido maltratados, hoy debemos sentirnos orgullosos por tener una educación pública y gratuita de calidad para nuestro pueblo”, enfatizó.

Destacó el mandatario nacional, que más de 400 mil maestros y maestras, se encuentran en sus escuelas batallando para garantizar una educación de calidad. Asimismo, pidió rescatar la doctrina y método educativo de Simón Rodríguez como el fundador de la pedagogía educativa, transformadora, revolucionaria educativa.

“Simón Rodríguez es una doctrina, una visión, un método que tenemos que estudiar”, puntualizó.

El Presidente Maduro llamó a los jóvenes y educadores hacer una revolución cultural para contrarrestar la avalancha de antivalores con la que hoy se bombardear desde todos los campos. En este sentido, orientó al ministro Elías Jaua a realizar una consulta pública para diagnosticar y generar respuesta que mitiguen la cultura de la muerte, a la que está sometido hoy el pueblo.

Finalmente, el jefe de estado realizó varios anuncios para el fortalecimiento de la comunidad educativa entre ellos:

  • El cumplimiento de la meta de 30 mil nueva viviendas para maestros y maestras de la Patria.
  • Aprobó el pago 25 mil millones de bolívares para la cancelación de prestaciones sociales del 2015.
  • Extendió el proceso de carnetizacion durante todo el mes de febrero para que todos los sectores sociales puedan obtener su carne de la patria.
  • Los días 2, 3, 4 y 5 de febrero se llevará a cabo el registro de toda la familia educativa en todas las instituciones del país.