(12/07/2017).- Durante un encuentro con el cuerpo diplomático acreditado en el país, la presidenta del Consejo Nacional Electoral Tibisay Lucena, señaló que la constituyente responde a la coyuntura que vive Venezuela, “que la hace necesario para el encuentro político”.

 

De igual forma, manifestó su creencia de que la paz prevalecerá el próximo 30 de julio, "no es el único momento complejo, difícil que hemos vivido, pero, como siempre, el pueblo ha expresado su voluntad de dirimir estas diferencias a través del voto con gran tranquilidad, con gran civismo, con gran dignidad”

Lucena catalogó a la constituyente como un espacio oportuno para el diálogo y una herramienta para profundizar la democracia participativa y protagónica.

Por otra parte, puntualizó que el Poder Electoral no permitirá “ningún radicalismo violento”, ante las amenazas de sabotaje del proceso comicial, aseverando que impedir el sufragio es un delito y es un acto “antidemocrático”.