Colaboracionismo, significa todo aquello que tiende a auxiliar o cooperar con el enemigo de una Patria. Entendida como forma de traición, se refiere a la cooperación de algún gobierno, organización con fines políticos o de los ciudadanos o ciudadanas de un país, con fuerzas enemigas que amenazan, agreden, invaden o intentan violar la independencia y soberanía de una nación. Los llamados colaboracionistas, se forman por diferentes motivos: afinidad ideológica, empatía con el enemigo, o por coincidencia en los objetivos de poder. Siempre los colaboracionistas esperan obtener ganancias, enriquecimiento o favores del enemigo. Un ejemplo fue lo sucedido en tiempos de la Gran Guerra Patria (Великая Отечественная война) en los territorios soviéticos, donde nacionalistas bálticos y ucranianos colaboraron con las tropas de Adolf Hitler (1941-45)

 

En Venezuela siglo XXI, es fundamental identificarlos o identificarlas, ya que por mucho tiempo confiesan ser colaboracionistas, a través de redes sociales y medios de comunicación: 1- Golpe de estado 2002. 2- Sabotaje petrolero 2002-2003. 3- El plan desestabilizador "La Salida", presentado por Leopoldo López en Estados Unidos el 31 de octubre de 2013, en un restaurante llamado El Arepazo, en compañía de representantes de la organización golpista Fundación Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (Veppex). Cobraron, a partir de febrero de 2014, las vidas de 43 ciudadanos y miembros de la fuerza pública en Venezuela que en la mayoría de los casos recibieron disparos en el rostro por tratar de quitar las barricadas. 4- “La Salida”, parte II, en 2017: quema de personas, destrucción de propiedad pública y privada, asesinatos.

Hasta el 27 de julio se ha hablado en los medios de comunicación de 131 personas fallecidas. Terrorismo. Reuniones a instancias internacionales rogando intervengan a Venezuela. 5- Para los colaboracionistas venezolanos, no ha existido el decreto (2015) Obama: “Venezuela es una amenaza inusual y extraordinaria para la seguridad de EEUU”.(¿?). Para ellos, MUD, según su propio comunicado, agosto 2017, la opción militar (invasión a Venezuela) de la nación más poderosa de la tierra, en palabras de Donald Trump (2017), es culpa del Presidente (legítimo y Constitucional) Nicolás Maduro (Simple!!!). Y además instan a la comunidad internacional a “que deben abstenerse de efectuar operaciones financieras o contratos de interés nacional con el gobierno venezolano”, es decir “estrangular” la economía venezolana con lo cual ha de sufrir todo un pueblo.  

Esa política ideológica de dominio, como en Ucrania, es abiertamente promovida por sus medios de comunicación, propios y aliados mundiales. Por ejemplo, el colaborador nazi Stepan Andríyovich Bandera (1909-59), acusado de atrocidades contra los judíos, polacos y rusos, es para Petro Oleksíyovych Poroshenko, actual Presidente ucraniano, como una figura positiva histórica, un héroe nacional y padre fundador del Estado ucraniano moderno. El Pentágono (EE.UU) está proporcionando capacitación a los batallones ucranianos voluntarios, abiertamente fascistas y de ideología neonazi, Azov, Svaboda, Sector Derecho y les proporcionan armas letales. Es la misma política que planifica EE.UU desarrollar en Venezuela, siendo los colaboracionista su base para la injerencia y su proyecto de invasión.

Rubén Serrano